RAdio Dolorres
Home / Deportes / Vida útil de las zapatillas de running

Vida útil de las zapatillas de running

zapatillas running 2

(*) por Pablo Roura Hernández de TriatlónSinDrafting.com

A medida que transcurren los entrenamientos, se acumulan más kilómetros surgiendo la duda sobre la real vida útil de las zapatillas de running. La duración del calzado deportivo está principalmente sujeta a factores particulares de cada corredor como su tipo de pisada, peso y la superficie en la que entrena o compite ya que no es lo mismo hacerlo en tierra que en asfalto.

Los corredores no somos todos iguales, por lo tanto, debido a las variaciones de diseño, materiales y prestaciones entre las diferentes marcas de calzado de running con sus respectivos modelos específicos para cada especialidad, no existe regla universal basada en la cantidad de kilómetros o el tiempo de uso de las zapatillas. 

A modo de ejemplo, sucede algo parecido con un automóvil que, al llegar a los 40.000 kilómetros, su motor puede encontrarse bien o mal en función de muchos factores como el tipo de carrocería, quién lo condujo, por cuanto tiempo y sobre qué tipo de superficie.

Como regla general, las zapatillas de running tienen una vida útil que oscilará entre 450 y 800 kilómetros considerando que se trata de un rango realmente amplio.

Por su parte, las zapatillas minimalistas de competición que tienen menos material en la suela resultan menos duraderas ya que su vida útil será de unos 300 a 600 kilómetros. Estas cifras no son parámetros concluyentes pero ayudan en la evaluación que debe priorizar el sentido común y las sensaciones que experimentamos mientras corremos.

1) Prestá atención a la suela de la zapatilla:

La suela es la clave principal porque consiste en la parte de la zapatila que  toma contacto con el suelo. A medida que se incrementa el kilometraje, aumentará el desgaste que influye negativamente en el agarre tal como ocurre con las ruedas de un auto.

Las zapatillas no se deben cambiar únicamente por el aspecto de la suela porque su condición no sufre variaciones cuando se correr habitualmente por caminos de tierra, arena o pasto ya que el mayor desgaste lo produce el asfalto.

2) En la mediasuela se encuentra la amortigüación y el soporte pero es un sector del calzado más difícil de ver.

Con cada zancada, tu pie impacta con el suelo comprimiendo la mediasuela que absorve el impacto para retornar energía hacía ti en el momento que darás la siguiente zancada, un proceso que se repite miles de veces en cada entrenamiento.

La mediasuela pierde su eficacia original al cabo de ser usada en cientos de kilómetros, necesitará más tiempo en rebotar y llegar a su estado original.

Si encima seguimos agregándole más kilometraje, la mediasuela se romperá sin poder retornar, ahí sentirás que la suela está muerta, carente de amortigüación cada vez que das una zancada e impactas sobre el suelo.

Las zapatillas viejas que ya perdieron sus facultades o prestaciones originales, te provocarán dolores, unas pequeñas molestias que tiempo atrás no sentías. Prestale atención a esto, constituye un claro indicio que tus zapatillas necesitan ser reemplazadas.

Si aún así no estás seguro de que necesiten cambiar tus viejas zapatillas, una buena opción es visitar una tienda de deportes y probarte un par nuevo de tu misma marca y modelo. Caminando unos breves pasos con ese mismo clazado sin estrenar, comprobarás la diferencia entre una y otras. En las zapatillas nuevas deberás sentirte más alto y amortigüado mientras que, al impactar el piso con tus viejas zapatillas, sentirás un punto de no retorno.

Una opción para controlar la vida útil de tus zapatillas consiste en llevar un registro del kilometraje o colocar una alarma en tu teléfono celular o computadora para, entre doce o dieciséis semanas después, verificar el estado del calzado. Transcurridos esos tres o cuatro meses, podrás constatar cuánto y cómo se desgastaron tus zapatillas. Si bien, a veces uno demora la compra de un nuevo calzado por cuestiones económicas, también hay que poner en la balanza el cuidado de nuestras articulaciones.

(*) por Pablo Roura Hernández de Triatlonsindrafting.com

Deportista español especializado en pruebas combinadas, casado, padre de un niño, creador del blog TriatlónSinDrafting.com y colaborador en sitios especializados como TriatletasenRed.com.

Dos décadas en el triatlón con una mejor marca personal de 4h31m en el IronMan 70.3 de Lisboa en Portugal, obtuvo el 11º puesto en el campeonato sprint de Hamburgo en Alemania. Representó alequipo Tri Michels en la 2º Bundesliga germana.

Graduado de Bachelor In Business Studies en la Glamorgan University de Inglaterra, cuenta con una meción de honor en su MBA que cursó en el Instituto de Empresa. Cultor del arte del coaching, la negociación y el trabajo en equipo.

Todas las notas firmadas son responsabilidad exclusiva de sus autores y no representan necesariamente la opinión de quienes hacen Eldepornauta.com.


el depornauta

About Redactor

Check Also

Entrenamiento de running post-cuarentena

Seguir a @Eldepornauta Ingresá acá para informes e inscripción online con tarjeta en cuotas (*) …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']