RAdio Dolorres
Home / Tecnologia / La historia de la bicicleta eléctrica DIY que casi acaba siendo moto al pasar de los 110 km/h (según su creador)

La historia de la bicicleta eléctrica DIY que casi acaba siendo moto al pasar de los 110 km/h (según su creador)

La historia de la bicicleta eléctrica DIY que casi acaba siendo moto al pasar de los 110 km/h (según su creador)

Las bicis eléctricas están de moda y los servicios de bike sharing en auge, pero a veces la mejor opción es construirla uno mismo. Eso pensó Xenodius, quien tiró de reutilización e impresión 3D para crearse su propia bici eléctrica.

Motivado por la idea de ir a cualquier sitio con algo que no fuese un automóvil, Xenodius compartía por Reddit su aventura creativa consiguiendo, según él, que su bici alcance los 112 kilómetros por hora. Algo realmente difícil de creer considerando que estas bicis suelen quedar en unos 45 km/h y que la bicicleta eléctrica más veloz del mundo, homologada como una moto de 125 centímetros cúbicos, quedaba en 80 k/m (que no es poco).

Velocidad de motocicleta y resistencia IP67

Explica Xenodius que no es el primero de este tipo de proyectos que realiza, sino el cuarto. De hecho, a continuación veremos que se nota cierto bagaje y que parece haber pensado soluciones para todo, de manera que si no tenía la pieza la imprimía.

El motor que instaló fue un ASI BAC8000, de alto rendimiento, asociado a una batería de 3,3 kWh. La idea, además, es que la batería se reemplace de manera sencilla en caso de necesidad, algo que contempló en su diseño y que según explica sólo necesitará un destornillador para ello cuando llegue el momento.

Xenodius-bicicleta eléctrica Imagen: Xenodius

Para los pedales y las partes mecánicas tomó un tensor de cadena Surly Singleator y un engranaje Schlumpf HSD, que instaló en un cuadro de Qulbix 140. La bici dispone de varios modos de potencia, que pueden ajustarse manualmente desde un control en el manillar y reprogramarse vía Bluetooth.

Con respecto a la velocidad, Xenodius dice que su bici tarda 4,6 segundos en pasar de 0 a 80 km/h y que en teoría es capaz de alcanzar las 70 millas por hora (unos 112,65 km/h). Es una barbaridad y es algo que sin pruebas no podemos afirmar que sea cierto, aunque lo mejor es la razón que da Xenodius para no ir a esa velocidad y haberse quedado en unos 96,6 km/h: por decirlo finamente, dice que no ha pasado de esa velocidad no tener… “agallas” (la expresión literal la encontráis en su Reddit, buscad por “lack of” y os sale).

Xenodius Imagen: Xenodius

Además, para asegurar una buena resistencia al agua de todas las partes la cubierta que vemos la diseñó e imprimió él, de modo que según asegura es IP67. En Florida (donde vive) la humedad es un problema pero también lo puede ser el calor, y para evitarlo instaló además un disipador de calor. Y su idea es imprimir un nuevo guardabarros más largo cuando se pueda dedicar.

Xenodius Imagen: Xenodius

Un ejemplo de difícil clasificación (que no es el único)

La bicicleta es un proyecto DIY personal y no algo que de momento vaya a vender, siendo algo que dice utilizar a menudo. De hecho, además de toda esa mecánica que hemos citado, le ha añadido un cargador inalámbrico Quadlock para el móvil, pudiendo así dar suministro energético también al móvil y poder usarlo sin problemas con la navegación o el control Bluetooth.

Xenodius Imagen: Xenodius

Una manera original de ir a hacer recados, aunque no es la única bicicleta DIY que nos ha llamado la atención últimamente. En el canal de YouTube TheQ también tiraron de diseño propio para reinventar la rueda tal cual la conocemos y ponerle patas a una bicicleta, tal cual suena, aunque ésta sí de tracción humana únicamente.

En el caso de la bici eléctrica de Xenodius habría que ver en cada país si es legal circular con ella y si a estos efectos es una bicicleta eléctrica. En España, las bicicletas eléctricas han de tener una velocidad asistida tope de 25 km/h (además de estar certificadas), y en su caso el motor ayudaría bastante más.

Al final, Xenodius (a su manera) mantiene la idea que también concluía al hablar con nosotros Ricard Jornet, un vecino de Mataró (Barcelona) que lleva seis años usando su bicicleta eléctrica: “Lo que me hace más feliz es ver que todo el mundo que prueba la bicicleta eléctrica ya no quiere volver a utilizar la moto o el coche” (aseguraba Jornet). Comprada o fabricada en casa, al final las bicis eléctricas convencen cada vez más y como ya vimos aquí incluso son las ciudades las que llegan a adaptarse a las bicis y no al revés.


La noticia La historia de la bicicleta eléctrica DIY que casi acaba siendo moto al pasar de los 110 km/h (según su creador) fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Xataka

About Redactor

Check Also

Si me das tu número de teléfono es probable que ni imagines lo que puedo averiguar sobre ti

A finales de 2017 estaba viendo la fenomenal ‘Arrival’ un sábado por la noche en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']