RAdio Dolorres
Home / Noticias / Elevan en más de un 570 por ciento indemnización fijada por daño moral a hija no reconocida

Elevan en más de un 570 por ciento indemnización fijada por daño moral a hija no reconocida

Así lo resolvió la Cámara Civil de Dolores. El fallo señala que el padre biológico tuvo una “marcada intención de entorpecer el esclarecimiento de la cuestión”, generando “un grave perjuicio a la integridad psíquica y moral de su hija…”.

 

En un reciente fallo dictado en la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial Departamental, los Jueces Dres. Mauricio Janka y María R. Dabadie acogieron un recurso de apelación e incrementaron en forma drástica la indemnización fijada por daño moral en una causa por filiación.

Según surge de la resolución, el Juez Civil interviniente en el caso había hecho lugar a la acción de filiación e indemnización por daño moral promovida por la hija contra su padre biológico, resolución que fue apelada ante la Cámara Civil  de Dolores, ya que para la demandante para determinar la cuantía del daño moral se debía valorar la particular y constante conducta reticente del demandado, quien había aniquilado su derecho a la identidad al haber burlado el accionar de la justicia en un juicio anterior instado por su progenitora, luego de quedar demostrado el vínculo biológico mediante la prueba de histocompatibilidad genética. Asimismo argumentó, que el daño moral en materia filiatoria tiene carácter eminentemente resarcitorio, ya que el no reconocimiento espontáneo de que era la hija biológica le había generado una lesión a sus más íntimas afecciones

El Dr. Janka (de 1er. voto) señaló entre otros considerandos, que si bien el demandado había comparecido  a la prueba sanguínea lo cierto es que no había sido en forma voluntaria, sino tras el inicio del proceso judicial no obstante hallarse en condiciones de haberlo hecho en el ámbito extrajudicial evitando dilaciones. Que incluso luego de ser notificado de la acción instaurada optó por un completo antagonismo a su procedencia, negando haber mantenido cualquier tipo de relación con la progenitora de la entonces menor, ello pese al resultado de la prueba de comparación de material biológico que arrojaba que era su hija, lo que dejaba “al descubierto el desgano del demandado de asumir sus obligaciones, como así también lo injustificado de aquella dilación” según el Juez.

Indicó también el Dr. Janka, que las excusas constantes del demandado “denotaron o al menos cabe así interpretarlo en estas instancias, una marcada intención de entorpecer el esclarecimiento de la cuestión”, generando ello “un grave perjuicio a la integridad psíquica y moral de la hija…”.

Además precisó, que del análisis realizado por una profesional surgía en la demandante la existencia de un daño moral que podía calificarse como de magnitud, tanto a la identidad como al proyecto de vida, perjuicio que se había visto profundizado por el transcurso del tiempo y en desmedro al derecho a conocer el origen paterno.

“El hijo tiene un derecho subjetivo constitucional y supranacional a la identidad, o sea, a conocer sus orígenes biológicos, a saber quiénes son sus padres por naturaleza y, por consiguiente, a tener establecida una filiación completa, paterna y materna, y a que se respete su dignidad” precisó el magistrado.

También dijo que podía “calificarse hasta de intencional la actitud del demandado, no sólo desde los albores extrajudiciales (…) sino también en el ámbito judicial, en donde el conflicto encontró solución recién después de 16 años desde el inicio de la acción…”, precisando al respecto, que ello escapaba al mero ejercicio del derecho de defensa en juicio y no podía servir de excusa para el despliegue de una actividad orientada a dilatar la conclusión positiva del juicio.

En cuanto al resarcimiento a fijar dijo el Juez, que no se trataba de medir el daño moral sólo por la falta de reconocimiento, sino por las situaciones que daban cuenta de la dilación del proceso por el accionar del demandado, que se tradujo en la vulneración y afectación de derechos humanos fundamentales. La suma que propuso señaló que estaba dada “por la aplicación del principio constitucional de no dañar y la violación del derecho a la identidad”.

Por ello los Jueces de Cámara Dres. Janka y Dabadie resolvieron hacer lugar al recurso de apelación interpuesto, modificando el monto indemnizatorio otorgado en concepto de “daño moral”, el que se elevó en un 571% del monto original determinado en primera instancia.

Diario de Dolores – Compromiso

About Redactor

Check Also

Camilo Etchevarren asumió un nuevo mandato y presentó el gabinete

  En la noche de ayer en el Salón Blanco Municipal, el Intendente Camilo Etchevarren …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']