RAdio Dolorres
Home / Noticias / El Kibutz en Dolores que terminó siendo solo un anuncio

El Kibutz en Dolores que terminó siendo solo un anuncio

Hace 19 años, más precisamente en el mes de mayo, se difundía lo que sería para Dolores una frustrada ilusión, la creación de un kibutz que según los promotores permitiría a las personas seleccionadas ganar muy bien, tener una mejor atención médica, mejor educación y actividad cultural.

Sin embargo, como había ocurrido en la década del 80 con las frustradas fábricas que se instalarían en Dolores -avaladas por vecinos que actuaban de intermediarios- cuando en realidad procuraban que la Provincia les otorgara beneficios, el anunciado kibutz terminó siendo un nuevo cuento, una nueva desilusión.

Promediaba ese mes de mayo cuando frente a la Municipalidad se registraba un inusual movimiento de autos oficiales trasportando autoridades y funcionarios de la Provincia o diplomáticos. Se realizaba una reunión en el Salón Blanco con la presencia de autoridades del Municipio –que nada tenían que ver con la iniciativa-, de la Embajada de Israel, representantes de la Empresa Promotora, funcionarios del Ministerio de la Producción, prensa y público en general. Comenzaba así la difusión de lo que el gobierno denominaba “Plan Social Cooperativo para la Provincia de Buenos Aires”, proyecto que había merecido una nota en página central del Diario Clarín y que se basaba en la aplicación de tecnología agrícola y ciclos de producción relativamente cortos. En principio –se decía- cada familia tendría un presupuesto de acuerdo a sus necesidades, mientras que la toma de decisiones dentro del kibutz tendría dos cabezas, una económica y otra social, ambas formadas por los propios miembros de la comunidad.

Se decía que el proyecto era agrícola, que la idea de implementarlo en Dolores era no solo para que la gente pudiera vencer las dificultades sociales o económicas sino porque el éxito estaría asegurado, por la ubicación de la ciudad y por ser centro de un corredor productivo. Y se anunciaba que el diseño abarcaba la construcción de un barrio de viviendas, con sus respectivas escuelas y lugares públicos, con la infraestructura necesaria (luz, agua) y con transporte público.

Con el paso de los días el anuncio se diluyó, públicamente nunca se conoció qué había pasado, como tantas otras oportunidades solo fue un anuncio, quizás ni una expresión de deseos.

Pasaron los años, el tema periodísticamente parecía olvidado, sin embargo hace unos sesenta días desde la provincia de Santa Fe investigadores del tema nos consultaban sobre los alcances de aquél proyecto, por lo que supimos único en el país, aunque en Dolores no fue nada más que una ilusión frustrada.

Diario de Dolores – Compromiso

About Redactor

Check Also

Alberto Fernández extendió el aislamiento hasta el 7 de junio: “Qué me importa cuánto dure la cuarentena, va a durar lo que tenga que durar”  

El presidente Alberto Fernández confirmó la decisión de extender la cuarentena hasta el 7 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']