RAdio Dolorres
Home / Noticias / El Juez Ramos Padilla procesó al periodista Daniel Santoro por coacción e intento de extorsión

El Juez Ramos Padilla procesó al periodista Daniel Santoro por coacción e intento de extorsión

Causa D’Alessio: Sin prisión preventiva y dictando al propio tiempo su falta de mérito por el delito de “Asociación Ilícita”.

 

 

En una resolución firmada este martes, el Juez Federal Dr. Alejo Ramos Padilla procesó al periodista Daniel Santoro por “coacción e intento de extorsión”, al propio tiempo que declaró su falta de mérito por el delito de “asociación ilícita” por el cual también lo había llamado a indagatoria.

En el extenso fallo -más de 250 fojas- el titular del Juzgado Federal de Dolores sobre las imputaciones a Santoro dice, que se encontraba acreditada la coacción de la que fue víctima un ex directivo de PDVSA y la extorsión que sufrió el empresario y titular de la empresa OPS. También que existen sobrados elementos de prueba sobre la existencia y funcionamiento de la asociación ilícita investigada, e incluso acreditado, que ésta se servía de la prensa y en particular de la actividad de Daniel Santoro para realizar sus planes delictivos.

En cuanto a determinar si era posible adjudicarle responsabilidad penal al periodista por los hechos que le fueron imputados, dice el Juez que su participación material en los planes y fines de la asociación ilícita se encontraba acreditado, aunque el interrogante era poder determinar si Santoro tenía conocimiento que “sus acciones y aportes estaban concatenados con una maniobra ilícita previa, concomitante y/o posterior de espionaje, extorsión o coacción”, precisando el Juez al respecto, que ese conocimiento existió en al menos algunos de los casos.

“La actividad de Daniel Santoro se constituyó como una herramienta fundamental de la organización para consumar sus planes ilícitos, ya sean coactivos, extorsivos o de “blanqueo” y/o direccionamiento de información en el circuito legal” señaló Ramos Padilla.

Más adelante el Magistrado puntualizó que no cabría dictar el procesamiento de una persona por el simple hecho de hacer una nota, escribir un libro, aportar o recibir información, entrevistarse con jueces, presentar a D’Alessio a magistrados, fiscales y legisladores, organizarle reuniones, etc., pero que esa situación se modificaba al conocerse que Marcelo D’Alessio, “con anticipación de unas horas, le refería al dueño de esa firma OPS que ese día debía ver a Daniel Santoro en el programa ‘Animales Sueltos’, al tiempo que le exigía el pago de un millón doscientos mil dólares, y le señalaba que si no pagaba esa suma ese mismo periodista publicaría en el diario de mayor tirada del país una nota que lo perjudicaría, como efectivamente ocurrió”.

Sobre ello agrega Ramos Padilla, que se podrían generar dudas acerca de la responsabilidad del periodista, ya que podría haber sido engañado en su buena fe y publicado la nota en paralelo y sincronía con la extorsión de pura casualidad. “No obstante de algún modo se agrava” dice el Juez, cuando aparecen otros casos que lo vinculan nuevamente con la asociación ilícita, ya que conversaciones de WhatsApp entre Marcelo D’Alessio y Daniel Santoro permitieron conocer de manera precisa “la conducta criminal que estaban desarrollando de común acuerdo y el modo en que unos y otros se complementaban…”.

Esos mensajes de texto y de audio “permiten conocer de un modo sumamente preciso –como casi ningún otro medio de prueba- la subjetividad (el dolo) de los intervinientes, que de otro modo hubiera sido muy dificultoso comprobar con ese mismo grado de certeza” resaltó en el fallo.

Más adelante Ramos Padilla aclaró que la investigación no tenía que ver con el modo en que el periodista había obtenido la información o más precisamente sobre “la fuente” que utilizó, “sino con una participación concreta en uno o varios hechos ilícitos particulares”.

También resalta que lo que se buscaba en esta investigación entre otras cosas, era “proteger la actividad de los periodistas, que al igual que la de los jueces, probablemente pueda ser uno de los principales objetivos de las maniobras llevadas a cabo por la organización investigada”.

“Muy probablemente una gran parte de los magistrados y periodistas que tuvieron incluso estrechos vínculos con D’Alessio” puntualizó el Juez-, “han actuado sin dolo y dentro de su rol especifico de periodista o magistrado, sin saber que estaban introduciendo al circuito legal una información obtenida ilegalmente”.

Para el Juez la actividad de Santoro y de los miembros de la organización pudo estar también enmarcada en una finalidad común, como pudo haber sido la investigación de delitos vinculados a hechos de corrupción, donde el periodista resultaba funcional a la organización y viceversa.

“Está claro que Daniel Santoro se valía de Marcelo D’Alessio y de la asociación ilícita investigada. Era, de acuerdo a los elementos de prueba recogidos, al menos un frecuente usuario de esta organización. También está claro que la organización, en especial Marcelo D’Alessio, lo utilizaba para llevar adelante sus planes coactivos, extorsivos y sus reclamos de dinero” resaltó en la resolución.

En cuanto a la relación de Santoro con Marcelo D’Alessio, dijo que el primero había destacado que había comenzado en 2016, que el vínculo se limitaba a cuestiones estrictamente profesionales, pero que sin embargo algunos elementos de prueba hallados en poder de D’Alessio indicaban que los dichos del periodista distorsionaban la realidad, porque se habían hallado fotografías de situaciones familiares donde ambos y sus esposas compartían momentos de distensión, fechas de cumpleaños agendadas; el teléfono de la esposa de Santoro registrado en la agenda de D’Alessio, entre otros ejemplos.

Y en particular y extensamente Ramos Padilla se refirió a la “Libertad de expresión”, precisando que ésta “no sólo concierne al derecho de todos los habitantes de expresar sus ideas libremente y sin censura previa, sino que ello trae como correlato el derecho de los ciudadanos a recibir información fidedigna, lo que en nuestra sociedad se manifiesta, principalmente, a través de los medios de comunicación masiva”, resaltando también, que “en un sistema representativo, donde el pueblo es el soberano y se expresa mediante sus representantes, la publicación de información verdadera y fidedigna es necesaria para que dicho mecanismo de representación no quede viciado”.

Finalmente el Dr. Ramos Padilla resolvió dictar el “procesamiento sin prisión preventiva” de Daniel Santoro, por encontrarlo prima facie penalmente responsable de los delitos de “coacción y extorsión, este último en grado de tentativa”, dictando asimismo su falta de mérito para procesarlo o sobreseerlo del delito de asociación ilícita, disponiendo trabarle embargo hasta cubrir la suma de 3.000.000 de pesos. También amplió el procesamiento de D’Alessio por los mismos delitos que a Santoro.

Diario de Dolores – Compromiso

About Redactor

Check Also

6 pacientes recibieron el alta ayer

    La Secretaría de Salud de Dolores informa que no se recibieron resultados de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']