RAdio Dolorres
Home / Noticias / Dolores se muestra desobediente con las medidas adoptadas por la pandemia

Dolores se muestra desobediente con las medidas adoptadas por la pandemia

Transcurrieron más de 60 días desde el inicio del “aislamiento obligatorio”. En Dolores el acatamiento fue mayoritario las primeras semanas, pero fue relajándose hasta llegar a una actualidad preocupante. Un breve recorrido por los distintos sectores de la ciudad y sus alrededores muestra notable carencia de responsabilidad con las medidas decretadas. No se respeta casi el uso de barbijo, ni los horarios de paseo, y las reuniones y festejos imprudentes continúan como si nada hubiera pasado.

El último fin de semana, por ejemplo, el clima primaveral y el permiso de salir a pasear con niños hicieron que se viera cantidad de familias, parejas y grupos, recorriendo tramos largos de calles como Lara, Belgrano, Espora y varias más. Menos de la mitad de esas personas llevaban barbijo o alguna otra protección, pero además excedieron sin problemas el horario asignado. Las picadas grupales de adolescentes en moto -también sin barbijo… ni casco– estuvieron a la orden del día, sobre todo el domingo por la tarde.

En un contexto como el actual en la región, donde partidos vecinos como Castelli y Chascomús regresan a la etapa anterior de aislamiento justamente por la desobediencia alevosa de vecinos, el de Dolores es un caso que debe preocuparnos, principalmente a las autoridades.

Lo que sí hay que destacar es el comportamiento de la grandísima mayoría de comerciantes, que cumplen el protocolo desinfectando sus locales, exigiendo el ingreso solo de una o dos personas como máximo, y en muchos casos atendiendo desde una barra ubicada en la puerta de entrada. Varios de ellos cuentan de sus discusiones con personas que olvidaron su barbijo, o no decidieron llevarlo, quienes se enojan cuando se les dice que así no se los puede atender. Quienes trabajan con delivery lo hacen también cumpliendo las precauciones y manteniendo distancias. En caso del regreso a una etapa anterior del aislamiento, los comerciantes pagarán entonces las imprudencias de algunos de sus clientes y de la conducta de la población en horas de ocio.

Los controles se los puede ver en general en entradas y salidas de la ciudad, también desinfectando, observando, advirtiendo y/o frenando a los que se aventuran a caminar, especialmente hacia el Aero Golf Club y el Náutico. El problema es que estos caminantes, que llevan barbijo y se aventuran en las horas permitidas sabiendo de los controles, se quejan de que en muchos lugares se hacen reuniones mientras a ellos les cierran el paso. Un tema simple de averiguar, con más controles.

La mañana de lunes a viernes en Dolores es un caso especial, ya que el movimiento responde a trámites de todo tipo, mandados, etc. Pero hay ciertamente relajación en las medidas tomadas por la gente. Y se nota. Tanto a pie, como en vehículos, el uso de barbijo ha caído en picada. Y los controles también han relajado.

¿Qué piensa la autoridad municipal de este panorama? Los partes informativos son insuficientes. Esta carencia de datos oficiales, de comunicación diaria desde la Secretaria de Salud, genera confusiones e incertidumbres, que en medio de la pandemia se convierten en rumores y teléfonos descompuestos. Un paso importante sería que desde la autoridad en Salud se informe con precisión cada día. Eso llevaría mayor seguridad a la población, y también tranquilidad. El apresuramiento al anunciar diagnósticos puede resultar contraproducente. Nadie va a cuestionar que haya infectados si se actúa de acuerdo al protocolo y se comunican bien las cosas. Al contrario, el Gobierno municipal, instituciones, medios de comunicación, toda la comunidad aportando su conducta responsable, serian el arma más poderosa para protegernos entre todos.

Las medidas de prevención del covid-19 que aconseja la Organización Mundial de la Salud y que la mayoría de los gobiernos en el mundo han replicado, buscan minimizar el efecto de este enemigo para el que no se ha encontrado aún la vacuna definitiva. No sabemos cuánto puede durar la pandemia, que se ha devorado la mitad del año 2020. Sabemos, sin embargo, por lecciones de la historia y por cada fallecido que se suma a la lista, que acatar estas medidas de prevención es cuidarnos entre todos.

El ansia y la necesidad de volver a nuestra vida cotidiana anterior al 21 de marzo pueden ser fuertes. El perjuicio económico para algunas personas y varios rubros es, con seguridad, angustiante. Aun así, no hay excusas para dejar de cumplir las más elementales precauciones. Y una vez más hay que rendirse ante la afirmación “somos hijos del rigor”. Debemos respetar las medidas adoptadas y valorarlas, ya que si volvemos de fase, habremos perdido lo que tenemos ahora.

Diario de Dolores – Compromiso

About Redactor

Check Also

Alberto Fernández extendió el aislamiento hasta el 7 de junio: “Qué me importa cuánto dure la cuarentena, va a durar lo que tenga que durar”  

El presidente Alberto Fernández confirmó la decisión de extender la cuarentena hasta el 7 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']