RAdio Dolorres
Home / Noticias / Condenan a individuo por “defraudación y cohecho activo”

Condenan a individuo por “defraudación y cohecho activo”

En un fallo dictado este viernes por el Dr. Emiliano Lazzari como Juez del Juzgado en lo Correccional nº 1 Departamental, en el marco de un juicio abreviado condenó a un sujeto que perpetró una estafa en la vecina localidad de Castelli utilizando una tarjeta que de crédito apócrifa, y que posteriormente estando detenido intentó sobornar a la policía.

El juicio había sido consensuado por el Fiscal Dr. Diego Torres y el Defensor particular Dr. Juan Francisco Caraccio), con ratificación expresa del imputado.

El Juez en su veredicto señaló los siguientes hechos:

Hecho I: en horas de la tarde del 6 de diciembre de 2019 al menos dos sujetos –uno no sometido a este juicio-, previa distribución de roles y que se movilizaban en una camioneta Peugeot llegaron hasta un local de ventas de bicicletas en la calle Mitre de Castelli, donde utilizando una Tarjeta de Crédito adulterada o falsa de un Banco de Brasil, concretaron la compra fraudulenta de tres bicicletas de importante valor.

Para concretar el delito uno de los sujetos, identificado como Emiliano Rodolfo Garibaldi, le manifestó a la víctima que para corroborar la autorización de compra y por tratarse de un banco del exterior debía comunicarse a determinado número, facilitándole para ello su propio celular, diciendo que se lo ofrecía porque las comunicaciones eran a larga distancia y costosas. De esa manera intencional hizo incurrir a la víctima en un error insuperable en cuanto a la validez o aprobación de la autorización de la compra y a la identidad del comprador, concretando así la defraudación.

Hecho II: en horas de la noche de ese mismo día, encontrándose el mencionado sujeto alojado en los calabozos de la Estación de Policía Comunal de esa ciudad, en forma directa e indirecta ofreció al personal policial la suma de $ . 50.000 procurando no se realizaran actuaciones por el delito de Estafa. Concretamente manifestó: “con quien se puede arreglar, hago traer 50 lucas y nos vamos y no pasó nada… el tipo ya tiene sus bicicletas… Es una estafa pelotuda, el plástico y el documento desapareció, no lo van a encontrar, en dos horas están con las cincuenta lucas y esto no pasó…“.

Detalles:

Personal policial que había tomado conocimiento a través de las redes sociales, que en Chascomús dos sujetos que se movilizaban en una camioneta blanca con patente terminada 458 habían intentado realizar estafas con tarjetas de crédito, observó en Castelli a una camioneta de color blanca, con dominio colocado NZD-458, y que no era de la ciudad, en la que dos sujetos transportaban tres bicicletas tipo “Mountain bike” tapadas con un nylon semi transparente con un rotulo de papel de una bicicletería local, comprobándose luego que con identidad y documentación falsa las habían adquirido.

El damnificado al efectuar la denuncia señaló, que la persona que atendió esa llamada telefónica hablaba en forma extraña, una mezcla de castellano y portugués, que la tarjeta de crédito tenía la foto de la persona que había estado a su lado, resaltando que al ingresar al sistema de facturación online, este indicaba que el DNI correspondía a una mujer.

Asimismo surge del expediente judicial, que en un local de venta de bicicletas de Chascomús se había querido efectuar una compra con una tarjeta de crédito de otro país, la que no se concretó porque la responsable estaba advertida de este tipo de maniobra delictiva.

En otro comercio de esa misma ciudad los sujetos intentaron perpetrar la misma maniobra, querían “comprar” tres bicicletas y pagar con una tarjeta de crédito de un banco de Brasil. Pero al conectarse online para efectuar la facturación, se comprobó que el documento del masculino no coincidía con los datos que brindaba la AFIP, por lo que la operación no se concretó.

El Juez resaltó en el fallo sobre el delito de “defraudación especial”, como era este caso, que ocurría “cuando mediante una acción dolosa e intencional realizada por el autor del delito, se produce en un tercero un acto de desapoderamiento patrimonial ajeno e injusto, mediante la utilización de un engaño o ardid”.

Resaltó además, que en la conducta desplegada por Garibaldi existió un daño efectivo, la entrega de las bicicletas más allá que luego fueron recuperadas por la policía. Que existió un ardid o engaño al aportar una tarjeta que no le pertenecía, un documento falso con su fotografía y a nombre de otra persona, y que había aportado su teléfono celular para para concretar la llamada para aprobar la compra.

Por todo ello el Dr. Emiliano Lazzari resolvió condenar a Emiliano Rodolfo Garibaldi, de 48 años de edad, chofer, domiciliado en Gregorio de Laferrere (partido de La Matanza), como autor de los delitos de “Defraudación especial (Hecho I) en concurso real con Cohecho Activo (Hecho II)”, imponiéndole la pena de Dos años y seis meses de prisión.

Diario de Dolores – Compromiso

About Redactor

Check Also

Extendieron el plazo para canjear en los bancos los billetes de 5 pesos

En una comunicación publicada ayer, el Banco Central extendió nuevamente el plazo para canjear los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


[lbg_audio5_html5_shoutcast settings_id='1']